BIENVENIDOS A

Esperar 30 segundos para que cargue el archivo. Gracias

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic

MARCOS PARA PhotoScape

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

jueves, 7 de noviembre de 2013

Fortuna



Dios tomó forma de un mendigo, entró al pueblo y buscó la casa del zapatero. Tocó en la puerta y cuando el zapatero le abrió, le dijo:


- Hermano, soy muy pobre, no tengo una sola moneda en la bolsa y éstas son mis únicas sandalias. Están rotas, ¿me los puedes arreglar?


El zapatero le dijo que estaba cansado de que todos le venían a pedir y nadie venía a dar.


- Pero yo puedo darte lo que tú necesitas – dijo el mendigo.


El zapatero desconfiaba del mendigo y le preguntó:


- ¿Tú podrías darme el millón de dólares que necesito para ser feliz?

- Yo puedo darte diez veces más que eso, pero a cambio de algo – dijo el mendigo.

- El zapatero preguntó: ¿a cambió de qué?

- A cambio de tus piernas.

- El zapatero respondió: ¿para qué quiero diez millones de monedas si no puedo caminar?

- Entonces puedo darte cien millones de monedas a cambio de tus brazos.

- ¿Para qué quiero yo cien millones de monedas si ni siquiera puedo comer solo?

- Entonces puedo darte mil millones de monedas a cambio de tus ojos.

- ¿Para qué quiero mil millones de monedas si no voy a poder ver a mi mujer, a mis hijos, a mis amigos?

- ¡Ah, hermano! Qué fortuna tienes y no te das cuenta.


Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario