BIENVENIDOS A

Esperar 30 segundos para que cargue el archivo. Gracias

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic

MARCOS PARA PhotoScape

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

viernes, 14 de marzo de 2014

Curiosidades de la vida de Ana Frank


Lo que hizo famosa a Ana Frank en realidad no era un diario, sino un libro de autógrafos encuadernado con tela a cuadros rojos y negros, y una pequeña cerradura al frente. Fue un regalo de su padre Otto Frank, el día que cumplió 12 años.

Ana escribía en su diario como si estuviera dirigiéndose a una amiga, por lo que comenzaba cada escrito con un “Querida, Kitty”. Con el tiempo, se supo que era una alusión directa a Kathe Zgyedie, compañera de estudios a quien llamaba así cariñosamente.

De las ocho personas que se escondieron junto a ella, solo una sobrevivió; su padre Otto Frank, liberado por los soldados soviéticos en enero de 1945. En su regreso a Ámsterdam, le entregaron el diario de su hija. El diario ha sido traducido a 55 idiomas.

Una vez publicado el diario en 1947, fue vetado en Líbano por retratar favorablemente a los judíos, israelís y al sionismo. La singular historia es un testimonio de inspiración.

Muchas personas que estaban a favor del holocausto pusieron en tela de juicio la veracidad del diario. Para dejar sin argumentos estos rumores, los documentos fueron analizados al detalle, teniendo en cuenta la caligrafía de Ana.

En la actualidad, la casa donde vivió Ana Frank cuenta con la ayuda de cinco organizaciones asociadas: Reino Unido, Alemania, Estados Unidos, Austria y Argentina. Funciona como impulsor cultural de diversas actividades relacionadas con el holocausto. La casa es visitada por cerca de 3000 personas al día.

Ana escribió también numerosas cartas, relatos y poemas durante su corta vida. En su escondite de Ámsterdam, donde intentó ocultarse de los nazis con su familia entre 1942 y 1944, también llenó una libreta, que llamó Diario de Egipto, con recortes de una revista de arte. Una producción literaria y epistolar abultada (varias de sus cartas y el diario ilustrado permanecían inéditos)

El delator que el 4 de agosto de 1944 se comunicó telefónicamente con la oficina de la Gestapo de Amsterdam para denunciar la presencia de algunos judíos en el número 263 de la calle Prinsengracht: ocho personas hacinadas, durante dos años, en los depósitos de la empresa Gies & Co. cobró 40 florines, que equivale a 250 euros, por la denuncia.

Si Ana Frank no hubiera sido asesinada por los nazis en el campo de concentración de Bergen-Belsen en Alemania el 12 marzo de 1945, con tan solo 15 años (nació el 12 de junio de 1929), hoy sería una anciana de 85 años.

Ana tiene su propia escultura, se encuentra ubicada en Westermarkt, Ámsterdam, muy cerca de la casa donde vivió. Fue creada por Mari S. Andriessen. Inaugurada en 1977, actualmente es uno de los monumentos más visitados por los turistas del mundo.

Otros blogs que te pueden interesar.



Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario