BIENVENIDOS A

Esperar 30 segundos para que cargue el archivo. Gracias

GRACIAS POR TUS VISITAS.

Image and video hosting by TinyPic

MARCOS PARA PhotoScape

Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic
Image and video hosting by TinyPic

sábado, 13 de febrero de 2016

Remedios para los pies hinchados



Causas y remedios de pies hinchados

Además de realizar algún tipo de ejercicio de manera habitual, es muy importante que controlemos nuestra alimentación, que eliminemos la sal de nuestras comidas y que evitemos el sobrepeso.


Los pies o tobillos hinchados (edema periférico) es un síntoma cada vez más habitual entre la población debido al estilo de vida actual que conlleva vida sedentaria, obesidad, estrés, etc.

Las causas son muy diversas, desde trastornos hormonales como los que se dan en el embarazo, menopausia, menstruación o con tratamiento hormonal, a problemas de circulación venosa o enfermedades más importantes como son las cardíacas, hepáticas o renales. De cualquier forma, estas últimas van acompañadas de otros síntomas y signos que nos pondrán sobre aviso de que se trata de un problema más serio, en cuyo caso, debe tratarse la enfermedad de base. Para ello, es indispensable estar bajo control médico.

En la mayoría de los casos, la causa puede ser más banal, como es la mala circulación, que hace que se acumule líquido en las extremidades inferiores si pasamos mucho tiempo de pie o sentados, o durante el embarazo, en que el aumento de líquido se debe a una respuesta hormonal de nuestro organismo a las necesidades surgidos por nuestro estado.

Recomendaciones para disminuir los edemas

– Caminar a diario y si tenemos oportunidad, hacerlo descalzos por la arena de la playa, esto activa la circulación y es muy beneficioso para dicho problema.


– Realizar ejercicio físico moderado como natación, bicicleta…


– Dieta saludable y sana con gran aporte de alimentos frescos y baja en sal si el problema es habitual. Deberemos adelgazar en caso de sobrepeso.


– Evitar estar de pie quietos o sentados durante mucho tiempo. Si nuestra rutina nos lo impone, debemos flexionar las rodillas y tobillos asiduamente y levantarnos y andar de vez en cuando.


– Los baños de pies con agua caliente y sal son muy efectivos, así como los masajes con aceites esenciales o, incluso con aceite de oliva.


– Después de estos cuidados, al final del día, reposaremos con los pies en alto (por encima del corazón) durante unos 20 minutos, al menos.


– Para activar la circulación podemos realizar ejercicios con una pelota de tenis, la colocaremos en el suelo y la moveremos con la planta de los pies.


– Usar medias compresivas produce mucho alivio.


– El calzado es fundamental. Debemos usar uno holgado, que no apriete en exceso el pie. El tacón recomendado es de unos 3 centímetros.


El cumplimiento de estos consejos es esencial para la reducción de los edemas en tobillos y pies, así como para la prevención.


Historias y leyendas

Poemas Universales

Deja aquí tu comentario. Gracias
Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario